CONTENIDO

Eleazar Huerta Valcárcel nació en Tobarra el 22 de diciembre de 1903. Se licenció en derecho por la Universidad Central de Madrid en 1927, pasando a incorporarse al Colegio de Abogados de Albacete. Su sensibilidad social le llevó a actuar de oficio, junto a José Prat, en defensa de los más pobres y de los condenados a muerte (castigo utilizado en España hasta 1932). Desde 1921 hasta 1935 colaboró en diversas revistas como El Progreso, Ágora, Altozano, El Eco del Pueblo y República.

Como destacado miembro del PSOE, acabó siendo elegido como presidente de la Diputación Provincial de Albacete, un cargo que desempeñó entre el 1 de marzo de 1936 hasta el 18 de julio del mismo año, momento en que fue detenido por los sublevados albaceteños durante el intento de golpe de Estado. Los insurrectos controlaron la ciudad hasta el 24 de julio, fecha en la que Albacete volvió a la legalidad republicana y los cargos públicos fueron liberados, ocupando los puestos previos a su deposición, incluido Eleazar. Su segunda etapa como presidente de la Diputación terminó el 1 de diciembre de 1936. Su compromiso con la República le llevó a dirigir el Ayuntamiento de Albacete durante 1937.

Al finalizar la guerra civil tuvo que huir a Francia, recalando finalmente en Chile tras pasar por Inglaterra, Estados Unidos, Argentina, Perú y Uruguay. Una vez instalado en Santiago de Chile colaboró con el periódico quincenal España Libre, dirigido por Pablo de la Fuente y Vicente Mengod, y empezó a trabajar como profesor universitario en la Universidad de Santiago, hasta que en 1958 se trasladó a la Universidad de Valdivia, siendo uno de los principales artífices de la puesta en marcha de su Facultad de Filosofía y Letras. En su labor intelectual sobresalió como profesor de las diversas ramas de las humanidades y en la investigación literaria, siendo uno de los filólogos más importantes de su época. Por esas razones llegó a ser miembro de la Academia Chilena de la Lengua. Entre sus obras literarias destacamos Cancionero mozo (1925-1930) y El libro de Alo (1939), sin pasar por alto su ensayo Poética del Mío Cid (1948), escrito fundamental para estudiar el cantar castellano del siglo XIII. Su trabajo docente le hizo regresar a Santiago en 1965, donde murió como exiliado en 1974. Sus cenizas regresaron a España tras la muerte de su dictador. En su pueblo natal le presta el nombre a la Casa de la Cultura, mientras que en la ciudad de Albacete cuenta con una avenida en su memoria.

 

Bibliografía

SELVA INIESTA, A. “La herida que no se cierra: Eleazar Huerta Valcárcel (1903-1975)”, en Añil: Cuadernos de Castilla-La Mancha, nº 27, 2004, pp. 69-70.

FUNDACIÓN PABLO IGLESIAS, «Eleazar Huerta Valcárcel«, en Diccionario Biográfico del Socialismo Español, online. [Consulta 22.01.19].

 

Palabras clave

Eleazar Huerta Valcárcel, presidente de la Diputación de Albacete, alcalde de Albacete, jurista, filólogo, exiliados, Chile, Santiago de Chile, Universidad de Valdivia, Casa de la Cultura Eleazar Huerta

 

Fotografías

Datos de localización

Av. Juan Carlos I, 16, 02500 Tobarra, Albacete, España

Register

You don't have permission to register