Santiago Guillén Moreno

CONTENIDO

Santiago Guillén Moreno fue designado gobernador civil de Albacete el 11 de febrero de 1956 y permaneció en este puesto hasta el 19 de julio de 1962. Guillén es un ejemplo de esos gobernadores casi “profesionales” que hicieron carrera en el seno de la dictadura ejerciendo ese cargo por diferentes provincias. Antes de ser designado para Albacete había sido gobernador de Las Palmas (1954-1956), y cuando abandonó nuestra provincia lo hizo para ocupar idéntica responsabilidad en la de Cádiz entre 1962 y 1968, donde se le llegó a erigir un monumento en una barriada de viviendas que también llevaba su nombre.

Nació en Orihuela (Alicante) en 1911, y era abogado interventor del Estado en ferrocarriles. Se afilió a Falange Española y de las JONS en 1934, por lo que durante la dictadura disfrutó de la condición de camisa vieja. La sublevación militar contra el gobierno republicano español parece ser que le sorprendió precisamente en la zona leal al gobierno democrático, lo que le valió algún tipo de represalia habida cuenta de su posicionamiento político. Con posterioridad huyó de la zona controlada por el Gobierno para incorporarse como combatiente al lado de las fuerzas rebeldes. Acumuló así hasta tres méritos sobresalientes que sin duda impulsarían su carrera política: militante de la Falange joseantoniana antes de la sublevación, represaliado por su antirrepublicanismo (excautivo) y, finalmente, excombatiente. Por todo ello el régimen lo condecoró con, al menos, la encomienda de la Orden de Cisneros y la del Yugo y las Flechas, la Gran Cruz del Mérito Civil, la Cruz del Mérito Militar y una medalla de oro de la Juventud. Con el fin de la guerra inició su carrera política como jefe provincial del Movimiento (es decir, de Falange Española Tradicionalista y de las JONS, el partido creado por Franco a partir de FE-JONS y la Comunión Tradicionalista y en el que se integraron, al menos formalmente, el resto de las sensibilidades políticas partidarias de la sublevación) en Murcia, para luego actuar como subjefe provincial de la misma organización en Valencia. En 1954 fue ascendido a gobernador civil y jefe provincial del partido único en Las Palmas. A pesar de que permaneció como gobernador en Albacete durante prácticamente seis años, poco es lo que todavía conocemos de la gestión de Guillén Moreno, si exceptuamos que durante su mandato se inauguró el estadio municipal Carlos Belmonte, varios grupos de viviendas en la ciudad o que tuvo que gestionar el envío al Valle de los Caídos de los restos de víctimas de la guerra y la posguerra oriundas de la provincia de Albacete.

 

Bibliografía y fuentes

ALCARAZ ABELLÁN, José, Gobernadores de la última provincia. Las Palmas, 1927-1982: control sociopolítico y centralización, Madrid, Mercurio, 2018.

Base de datos de Gobernadores Civiles de España y Portugal (Universidad de Sevilla)

Diario ABC, 20 de julio de 1962.

Palabras clave

gobierno civil, gobernadores, Albacete, Guillén Moreno, Orihuela, Las Palmas, dictadura, franquismo

 

Este documento ha sido generado el 29-06-2022 a partir de los contenidos elaborados por el Seminario de Estudios del Franquismo y la Transición y consultables en https://memoriadealbacete.victimasdeladictadura.es/