Reclamaciones en el sector sanitario

CONTENIDO

El sector sanitario albacetense se nutrió de jóvenes médicos concienciados con la situación político-social tras su paso por la universidad. En otoño de 1974 el Instituto Nacional de Previsión pretendió que cualquier trabajador del sector sanitario obtuviera un “certificado de buena conducta en todos los aspectos” para poder optar a las plazas de Médicos Internos Residentes (MIR), lo que suponía que muchos especialistas se quedarían fuera por motivaciones políticas. Este hecho desencadenó que dieciocho centros del país fueran a la huelga. La tensión laboral estalló un año más tarde, aumentando los centros en huelga a cuarenta y siete hospitales. Entre ellos se encontraba la Residencia de la Seguridad Social Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Albacete, que secundó el paro durante doce días.

La conflictividad laboral de los MIR fue contagiada a los trabajadores del Hospital Psiquiátrico Virgen de la Purificación. Estos asalariados tenían un sueldo bajo, encubierto, en muchas ocasiones, por la situación de estudiantes en prácticas. Además, a pesar de tener jornadas laborales semanales de cuarenta y cuatro horas, sumado a las guardias de veinticuatro horas cada tres días, los contratos administrativos eran eventuales. Las paupérrimas condiciones laborales provocaron la protesta de los trabajadores del Psiquiátrico que, al no encontrar respuestas en las estrechas estructuras del Sindicato Vertical, llevaron a cabo un encierro en el Obispado en 1976. Entre los encerrados se encontraban diez auxiliares, líderes sindicales clandestinos, como José Antonio López Collados, así como todos los enlaces sindicales del Psiquiátrico y un sacerdote. La principal reivindicación era la obtención de contratos laborales estables y la reincorporación de treinta y siete compañeros despedidos. Contaron con el apoyo del concejal aperturista Damián Ferrándiz, de la Iglesia, a través de Ramón Roldán, de trabajadores de la banca albacetense, y de numerosos sectores obreros de Almansa, Liétor, Villamalea y Casas Ibáñez. Tras diez días de encierro, las negociaciones entre Pedro Garví, diputado provincial, y Damián Ferrándiz, se saldaron con la incorporación de la mayoría de los auxiliares despedidos. Unos meses después conseguirían contratos fijos.

 

Bibliografía

MARTÍN GARCÍA, O. A tientas con la democracia. Movilización, actitudes y cambio en la provincia de Albacete, 1966-1977. Madrid, Catarata, 2008, pp. 136-141.

MARTÍN GARCÍA, O. Albacete en transición. El ayuntamiento y el cambio político, 1970-1979. Albacete, Instituto de Estudios Albacetenses, 2006, pp. 181-185.

 

Palabras clave

Instituto Nacional de Previsión, Médicos Internos Residentes, conflictividad laboral, Hospital Psiquiátrico Virgen de la Purificación, Residencia de la Seguridad Social Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

 

Este documento ha sido generado el 29-06-2022 a partir de los contenidos elaborados por el Seminario de Estudios del Franquismo y la Transición y consultables en https://memoriadealbacete.victimasdeladictadura.es/