Ramón Laporta Girón

CONTENIDO

Fue el segundo gobernador civil de la dictadura en la provincia de Albacete, cargo que ejerció entre abril de 1940 y el mismo mes del año 1943. Nació el 6 de mayo de 1899 en Garcihernández (Salamanca), donde su padre ejercía como médico, para después trasladarse a Cantalapiedra. Estudió Ciencias Químicas en la Universidad de Salamanca y peritaje industrial en Madrid, dedicándose a los negocios familiares en Cantalapiedra. Se afilió a FE en 1935 y en marzo de 1936 fue designado Jefe Provincial de ese partido en Salamanca (1936-40) tras el encarcelamiento de su titular, dedicándose a preparar la sublevación en la ciudad. A las órdenes de Hedilla participó en los sucesos de Salamanca frente al triunvirato Dávila, Moreno y Aznar. Aquellos “sucesos” encerraban una disputa por el liderazgo del partido y su independencia política, pero fueron aprovechados por Franco para controlar al falangismo y fundar, mediante una compleja fusión, Falange Española Tradicionalista y de las Juntas Ofensivas Nacional-Sindicalistas.  Durante la guerra, y en los meses inmediatamente posteriores, Laporta desarrolló funciones organizativas en el seno del nuevo partido creado por Franco en 1937, al ocuparse de la inspección de las nuevas Jefaturas provinciales surgidas en la meseta norte (Zamora, Bilbao, Segovia, Palencia, Valladolid, León); también fue inspector durante la ocupación de Alicante, por todo lo cual era considerado como excombatiente. En Albacete, además gestionar la carestía y el racionamiento, organizó el banderín de enganche para la División Azul, el ejército de voluntarios con el que la España franquista auxilió a Hitler en su proyecto de invadir la Unión Soviética en 1941, y consiguió que la provincia enviase a luchar junto a la Wehrmacht a unos 275 paisanos. Él mismo se alistó, pero la realidad es que no abandonó Albacete y no pisó tierras rusas. El banderín de enganche fue utilizado por Laporta para fortalecer y dotar de alguna consistencia al languideciente falangismo local. Los divisionarios que lograron regresar tendrían, en algunos casos, relevantes puestos en la vida política local como Pedro Lamata Megías, Luis Martínez de la Ossa, Carlos Belmonte o Gonzalo Botija Cabo. Además de gobernador civil y Jefe Provincial de FET-JONS en Albacete (el cargo de gobernador se fundió con la jefatura del partido muy tempranamente para evitar conflictos), Laporta Girón ocupó el mismo cargo en Valencia justo a continuación de abandonar la provincia manchega. En la capital del Turia fue recordado por su implicación en el lucrativo mercado negro de productos de primera necesidad, su combate de la mendicidad y la pobreza como un problema de orden público, y el mismo falangismo retórico y exaltado del que hizo gala en Albacete. Fue también procurador en Cortes y miembro del Consejo Nacional de FET-JONS, órgano falangista inspirado en el Gran Consiglio Fascista italiano. Falleció en 1965 en Madrid.

 

Bibliografía y fuentes

Antonio Calzado Aldaria y Ricard Camil Torres Fabra, Un silenci extens. El franquisme a la Ribera Baixa (1939-1962), Valencia, Diputació de Valencia, 1996.

José Antonio Gómez Roda, Política i poder local. Catarroja: un municipi valenciá durant el primer franquisme, Catarroja, Afers, 1999.

Joan María Thomás i Andreu, Lo que fue la Falange, Barcelona, Plaza & Janés, 1999.

Hilario Almeida Cuesta, Historia de Cantalapiedra, Diputación Provincial, Salamanca, 1991.

Ángel Alcalde Fernández, “Cultura de guerra y excombatientes para la implantación del franquismo en Albacete (1939-45)” en Al-Basit, 57 (2012), pp. 37-69.

Ismael Saz y Alberto Gómez Roda, El Franquismo en Valencia: formas de vida y actitudes sociales en la posguerra, Ediciones Episteme, 1999.

 

Palabras clave

gobierno civil, gobernadores, Albacete, Laporta Girón, Salamanca, Valencia, dictadura, franquismo

 

Este documento ha sido generado el 29-06-2022 a partir de los contenidos elaborados por el Seminario de Estudios del Franquismo y la Transición y consultables en https://memoriadealbacete.victimasdeladictadura.es/