CONTENIDO

Manuel Lodares Alfaro nació en Valencia en 1907, en el seno de una de las grandes fortunas agrarias de la provincia consolidada a base de la adquisición de bienes desamortizados. Su padre, Gabriel Lodares Lossa, también estuvo al frente de la alcaldía de la ciudad de Albacete en dos ocasiones, 1900-1901 y 1904-1906. Su gestión es recordada en Albacete por haber logrado llevar agua potable a la ciudad a través del manantial de los Ojos de San Jorge y por la construcción de edificios emblemáticos como el Gran Hotel o el Pasaje Lodares, que lleva su nombre.

Su hijo, Manuel Lodares Alfaro, combatió a la República desde el Partido Agrario y posteriormente colaboró con la insurrección de la ciudad de Albacete, razón por la que fue detenido y encarcelado. El Tribunal Popular de Albacete lo condenó a la pena capital por adhesión a la rebelión militar, sin embargo, Manuel Lodares consiguió escapar de la cárcel y huir a Valencia, eludiendo de esta manera su ejecución. Con el desenlace de la guerra civil se convirtió en una pieza importante para el régimen franquista. Falangista con el carné número 4.686 de la provincia, Manuel Lodares estaba considerado como totalmente afecto al nuevo régimen dictatorial.

Entre junio de 1940 y mayo de 1941 ocupó la alcaldía de Albacete, cargo para el que fue elegido por el gobernador civil Ramón Laporta Girón para la segunda gestora. El alcalde, gran propietario agrario, se rodeó en el ayuntamiento de un círculo de hombres con intereses económicos similares.

Tan solo un año después de la toma de posesión, el 5 de mayo de 1941, Manuel Lodares presentó su renuncia con un escrito en el que señalaba la “situación catastrófica de nuestra hacienda”, haciendo referencia a las pésimas condiciones económicas en las que se encontraba el ayuntamiento de Albacete. Las razones de su dimisión se enmarcan en esa situación de precariedad, y en una diferencia de criterio con quien le había designado para el cargo, Ramón Laporta. El gobernador civil le ordenó poner a disposición del Frente de Juventudes la suma de 34.000 pesetas, lo que suponía un claro desafío a la gestión obligadamente austera del alcalde. La reacción de Manuel Lodares fue dimitir, originando una crisis interna que desembocó en la configuración de una nueva gestora municipal.

Pero la carrera política de Manuel Lodares no terminó en el ayuntamiento de Albacete, en enero de 1943 fue designado prohombre de la recién constituida Hermandad Provincial de Labradores y Ganaderos de Albacete. En abril de 1943 fue elegido para la vicepresidencia de la Diputación de Albacete, en donde permaneció hasta junio de ese mismo año, cuando fue designado para la presidencia. Se mantuvo como presidente provincial hasta abril de 1949. Además, con el inicio de la segunda legislatura de las Cortes franquistas en 1946, Manuel Lodares se convirtió en procurador en Cortes por la provincia de Albacete. Manuel Lodares Alfaro murió en febrero de 1978.

 

Bibliografía

GÓMEZ FLORES, A., Los años sombríos. Albacete durante el franquismo. Albacete: Altaban, 2015, pp. 111-112.

GONZÁLEZ MADRID, D. A., Los hombres de la dictadura. Personal político franquista en Castilla-La Mancha, 1939-1945. Ciudad Real: Biblioteca Añil, 2006, pp. 115-231.

 

Palabras clave

Manuel Lodares Alfaro, Gabriel Lodares Lossa, ayuntamiento, alcaldía, Ojos de San Jorge, Gran Hotel, Pasaje Lodares, Partido Agrario, Tribunal Popular de Albacete, Hermandad Provincial de Labradores y Ganaderos de Albacete, Diputación de Albacete, Cortes de Castilla-La Mancha, Ramón Laporta

 

Fotografías

Datos de localización

Calle Del Tinte, 11, Albacete, España

Register

You don't have permission to register