CONTENIDO

En la configuración del PSOE albacetense, durante los años setenta tuvo un papel fundamental el Partido Socialista Popular. Originalmente el partido se llamó Partido Socialista del Interior, y se fundó en 1968 en torno a varios intelectuales entre los que destacaba Enrique Tierno Galván. Su principal ámbito de influencia era la universidad. En 1974 pasó a denominarse Partido Socialista Popular, y mantuvo su carácter elitista y universitario. Sin embargo, y de forma un tanto contradictoria, en Albacete, una ciudad sin universidad, la creación del PSP fue posible inicialmente gracias a los trabajadores de la fábrica de harinas Fontecha o Buffort. El partido carecía de raíces y referentes históricos, lo que lastraba su expansión, pero a pesar de ello, Tierno Galván y el PSP constituyeron un referente del socialismo español. Un socialismo que, a la altura de 1976, presentaba un panorama complejo con tres alternativas diferenciadas, el PSOE, el PSP y el PSOE-histórico del albaceteño José Prat.

Rompiendo ese esquema que asociaba al PSP con un socialismo elitista y conformado desde arriba, y prefigurado su primer núcleo en Albacete en torno a Eloy Gómez, la dirección nacional del PSP envió a Juan de Dios Izquierdo y José Bono, ambos próximos a Tierno, a organizar el partido en la provincia. Bajo su liderazgo organizativo, en un corto periodo de tiempo el PSP pasó de ser un pequeño núcleo surgido de una fábrica a convertirse en un partido reconocido en diferentes puntos de la provincia. De hecho, el primer gran mitin socialista en Albacete desde los tiempos de la república lo protagonizó Tierno Galván en el Teatro Circo en febrero de 1977. El éxito de aquella y de otras convocatorias, así como el indisimulado apoyo de Ramón Ferrando y el diario La Verdad, transmitió al partido unas expectativas tan positivas como erróneas. Durante los primeros meses de 1977 el PSP se veía con la fuerza suficiente como para ser la opción socialista más votada, y su intensa actividad mostraba a las claras tan altas aspiraciones.

Sin embargo, y en contra de lo esperado, el PSP no obtuvo los resultados que hubiera deseado en las primeras elecciones democráticas de junio de 1977: apenas reunió el 7% de los votos emitidos en la provincia. Si a nivel nacional el PSP concurrió a las elecciones coaligado con otros grupos socialistas y conformando la coalición Unidad Socialista, en Albacete el PSP concurrió a aquellas elecciones en una coalición similar de centro-izquierda junto al partido local Alianza Democrática de Albacete y los demócrata-cristianos. La coalición adoptó el nombre de CIA o Centro Izquierda de Albacete. El gran triunfador en aquellas elecciones, dentro de la familia socialista, fue sin embargo el PSOE. José Bono atribuyó los malos resultados a una tendencia ideológica demasiado escorada al centro, otros achacaron los malos resultados a una excesiva confrontación con el PSOE. Una vez asimilada la derrota, el PSP necesitaba mirar hacia el futuro y así empezaba el largo y difícil proceso de integración con el PSOE. José Bono comenzó a negociar con Alfonso Guerra la fusión de ambas formaciones socialistas en medio de disputas internas. En realidad, Bono venía defendiendo la fusión desde 1976. Tierno Galván, por su parte, propuso una larga marcha por el desierto como él mismo denominó el intento de mantenerse como partido independiente. Una de las condiciones de esta unión fue que el PSOE se hiciera cargo de la deuda económica del PSP, siendo otra de las principales que las ejecutivas estuvieran integradas al 50% por los miembros del PSP y del PSOE, y garantías de participar en futuras listas electorales. Los líderes del PSOE de Albacete, Antonio Peinado y Francisco Delgado, estuvieron en todo momento en contra de la fusión en estos o similares términos. Finalmente, entre abril y mayo de 1978 se llevaron a cabo las negociaciones definitivas para la unificación del PSP y el PSOE en el IV Congreso del PSP celebrado en Torremolinos (Málaga). Por este acuerdo, el PSP pasó a formar parte de las filas de la organización dirigida por Felipe González.

Paradójicamente, años después serían los antiguos líderes del PSP, encabezados por José Bono y Juan de Dios Izquierdo, quienes controlarían las estructuras del partido socialista, tanto en la provincia de Albacete, desplazando así a los líderes fundadores, como en la futura comunidad autónoma de Castilla-La Mancha que comenzaba a forjarse.

 

Bibliografía

GONZÁLEZ MADRID, D. A. y MOLINA GARCÍA, S., “La organización de los partidos políticos en provincias. PCE, PSOE y UCD en Albacete durante la transición democrática” en Cristian Cerón Torreblanca (coord.), Los límites del Estado: la cara oculta del poder local, Málaga: Universidad de Málaga, 2018, pp. 193-222.

MOLINA GARCÍA, S. La construcción de la democracia. Activismo político de la UCD y del PSOE durante la transición en la provincia de Albacete, 1976-1982, Albacete: Altaban, 2017, pp. 43-67.

 

Palabras clave

PSOE, Partido Socialista Español, PSP, Partido Socialista Popular, Partido Socialista del Interior fábrica de harinas Fontecha o Buffort, Enrique Tierno Galván, Juan de Dios Izquierdo, José Bono, Alfonso Guerra, Antonio Peinado, Francisco Delgado, IV Congreso del PSP, Torremolinos, Felipe González

 

Fotografías

Propiedades
Datos de localización

Paseo de la Cuba, 18, 02005 Albacete, España

Register

You don't have permission to register