CONTENIDO

Franco tuvo como pasión predilecta la caza. Cerca de Campillo de las Doblas, entre Albacete y Pozo-Cañada, se ubica la finca “Orán”, propiedad de Mateo Sánchez Rovira donde, de vez en cuando, se disponía para el dictador un exclusivo coto de perdices rojas. El dictador fue el invitado más especial de la finca entre 1940 y 1972. Una de las cacerías más famosas fue la de 1947, cuando Franco donó las perdices excedentes a la prisión provincial. Los reos actuaron de forma dispar: mientras que sesenta comunistas se negaron a comer, siendo por ello derivados a zonas de aislamiento penitenciario, otros aprovecharon la oportunidad de saborear una dieta distinta. Ya en 1952, el NO-DO relató cómo Franco, con la ayuda de los ministros de Agricultura y Aire, Mateo Sánchez, José Jiménez, Mora Figueroa, el Marqués de Villaverde y el conde de Teba, cazó 4.380 perdices. Lo cierto es que, tras esas perdices abatidas, se escondía la verdadera naturaleza de la cinegética franquista. Aprovechando el momento en el que empresarios y terratenientes estaban cerca de Franco y de sus ministros, aquellos no perdían la oportunidad de pedir tratos de favor, como describió el secretario particular del Caudillo, su primo Francisco Franco Salgado-Araujo.

 

Bibliografía

GÓMEZ-FLORES, A. Los años sombríos. Albacete durante el franquismo. Albacete, Altabán, 2015, pp. 218-227.

 

Palabras clave

Albacete, Campillo de las Doblas, caza, finca Orán, Mateo Sánchez Rovira, Francisco Franco

 

Fotografías

Datos de localización

02511 Campillo de las Doblas, Albacete, España

Register

You don't have permission to register