CONTENIDO

Ezequiel San José López nació en el Madrid de 1921 pero su “verdadero pueblo” como él mismo afirma es Albacete, lugar de nacimiento de su madre. Con tan solo 7 años quedó huérfano, lo que se tradujo en una infancia caracterizada por grandes dificultades económicas y falta de escolarización. A la edad de 10 años entró de aprendiz de ebanistería. Sus implicaciones políticas se remontan a la II República, cuando un jovencísimo San José ya colaboró en tareas sindicales en UGT. Él mismo reconoce que “los acontecimientos históricos que en España se desarrollaron condicionaron mi vivir”. Recuerda la proclamación de la República en Albacete, en una Plaza del Altozano abarrotada donde “un mar de banderas tricolores y rojas ondeaban sobre la multitud. Las gentes entre gritos y vivas tarareaban descompasadamente estrofas de la Marsellesa cuya letra, en francés o español, ignoraban. Y los rostros reflejaban la alegría, un poco ingenua, de quienes creen haber logrado sus mejores aspiraciones”.

El domingo 19 de julio de 1936, el día posterior al golpe de estado contra la República, Ezequiel San José se encontraba en su día de descanso en la «Santa», la plazuela triangular frente al colegio Cervantes cuando escuchó a la Guardia Civil, formada, proclamando a toque de corneta el bando militar que anunciaba: «Albacete secundaba el Movimiento Salvador de España». Durante los bombardeos a la capital albaceteña, Ezequiel se desplazó con su familia a la Casilla de Barrena, a nueve o diez kilómetros de Albacete con el objetivo de huir de las bombas que caían del cielo. Permanecieron allí hasta el 25 de julio cuando “Albacete fue liberado por las milicias populares”. Ese mismo año Ezequiel San José ingresó en las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) donde ocupó puestos de dirección. En 1938, a la edad de 16 años se incorporó al frente como voluntario del Ejército Popular en los Carabineros, en el frente de Madrid. Consiguió alistarse gracias a la “falsificación de un papel” y fue testigo de lo que él denomina el “golpe de Casado contra la República”. Allí permaneció hasta el fin de la guerra: “Es triste la derrota. Más si la has sufrido combatiendo por una hermosa causa: la Justicia, la Libertad. Sientes como si un golpe terrible, una fuerza inmensa vaciara tu vida, la dejara sin proyectos, sin ilusiones, sin posible mañana”. Con el final de la guerra civil comenzaron cuarenta años de represión y clandestinidad para Ezequiel San José, antes incluso de que entraran las tropas italianas en Albacete, él ya había iniciado la preparación de la resistencia clandestina en la ciudad. En un primer momento se integró en un embrión organizativo comunista hasta que fue desmantelado y el resultado fue catastrófico: “En julio de 1939, a los cuatro meses de concluida la guerra, somos detenidos por miembros de la Policía de Ocupación y Orden de la Guardia Civil. Internados en el centro que estos agentes tienen en la calle Isaac Peral, esquina al callejón del Teatro Circo, tras diez días de brutales torturas, ingresamos en la Cárcel Provincial”. A finales de 1943 fue puesto en libertad condicional tras casi cinco años encarcelado y pasó a formar parte del que era el núcleo principal de la organización comunista clandestina en Albacete: el Grupo de la calle Tejares.

En la primavera de 1946, Ezequiel San José escapó de las autoridades franquistas trasladándose a Madrid, donde estableció contacto con la dirección del Partido Comunista que le encomendó diferentes trabajos. En noviembre de 1947 volvió a ser encarcelado, primero en Alcalá de Henares, para posteriormente ser trasladado al penal de Ocaña donde fue condenado en consejo de guerra. La sentencia la cumplió, finalmente, en el penal de El Dueso, cerca de Santoña. Permaneció encarcelado durante cinco años hasta que fue puesto en libertad a finales de 1951. Pero ello no significó la libertad definitiva para Ezequiel San José, en 1962 tras ser acosado por la policía decidió exiliarse a Francia, donde estuvo durante seis meses para posteriormente regresar a España. Ya en los años 70 llegó a la dirección del PCE albaceteño, según el propio Ezequiel, “más que a mis méritos se debió al respeto un poco condescendiente que sentían por mi pasado”. En 1992 fue miembro del Comité Regional del PCE en Castilla-La Mancha, con 71 años. Todavía en el siglo XXI continuó siendo militante comunista y dirigente de Izquierda Unida.

En 1990 el Partido Comunista de Albacete editó un libro sobre la organización en la provincia titulado Los comunistas en la historia de Albacete, 1920-1979, Ezequiel San José escribió el capítulo correspondiente a “La Resistencia”. En 2003 volvió a escribir sus recuerdos en este caso en su libro De la República, la Guerra, la Represión, la Resistencia… Sobre el mismo, Ezequiel San José escribe: “Las presentes notas no tienen la pretensión de hacer Historia. Quieren reflejar las vivencias y recuerdos de un hombre de la generación que hizo la guerra y la resistencia contra el fascismo. No seguirán un orden cronológico muy preciso y, aun buscando la objetividad, no dejarán de estar influidas por la ideología del que las escribe: Un viejo militante comunista”.

 

Bibliografía

OLIVER OLMO, P., “Cuatro «rojos»: la sensibilidad en la memoria de un grupo de combatientes”, Al-Basit: Revista de estudios albacetenses, Nº. 45, 2001, págs. 223-254.

GÓMEZ-FLORES, A., Los años sombríos. Albacete durante el franquismo, Albacete: Editorial Altaban, 2015.

SAN JOSÉ LÓPEZ, E., De la República, la Guerra, la Represión, la Resistencia… Recuerdos y notas personales. Albacete: Instituto de Estudios Albacetenses, 2003.

VVAA, Los comunistas en la historia de Albacete, Albacete: Editorial Partido Comunista de España, 1990.

 

Palabras clave

Ezequiel San José, Albacete, Segunda República, guerra civil, UGT, Partido Comunista, PCE, plaza del Altozano, colegio Cervantes, Guardia Civil, Juventudes Socialistas Unificadas, JSU, Ejército Popular, represión, clandestinidad, Grupo de la calle Tejares, cárcel de Alcalá de Henares, penal de Ocaña, penal de El Dueso, exilio, Francia, Comité Regional del PCE, Izquierda Unida

 

Fotografías

Datos de localización

Colegio Público Cervantes, Calle Cristóbal Pérez Pastor, Tobarra, Albacete, España

Register

You don't have permission to register