CONTENIDO

En la España rebelde la violencia se convirtió en un objetivo en sí mismo para la construcción del nuevo Estado. Así pues, y desde el mismo momento en que se inicia la subversión, la eliminación física del adversario político se convirtió en la forma habitual de ejercer la autoridad por parte de los sublevados, que perseguían no sólo conquistar por la fuerza el poder político, la obediencia de los ciudadanos, o la protección de un orden social amenazado por la democracia, sino también encarecer al máximo los costes de cualquier oposición futura y propagar un sentimiento amplio de sumisión, miedo y pasividad que garantizase la estabilidad y perdurabilidad del régimen dictatorial. En la dictadura franquista la violencia siempre ocupó un lugar central como herramienta básica para su sostenimiento.

La violencia política desatada por el franquismo adoptó múltiples formas. La más conocida es sin duda la violencia física, que tuvo en los fusilamientos, pero también en la cárcel, sus facetas más crueles y trágicas. Según los recientes estudios de Yolanda López y Mercedes Galiana, y antes por los de Ortiz Heras, sabemos que fueron 750 las personas fusiladas en el cementerio municipal Virgen de los Llanos de la ciudad de Albacete entre 1939 y 1948. De estas 750 víctimas, 407 eran naturales de la citada capital, mientras que las demás correspondían a vecinos de otras localidades de la provincia.

En febrero de 2019 el pleno del Ayuntamiento de Albacete aprobó, a propuesta de los grupos municipales del PSOE y Ganemos, la colocación de una placa en recuerdo a las víctimas de la dictadura. Pese a la aprobación de la propuesta, originalmente defendida por la Asociación Fosa de Alcaraz y el Grupo de Amigos Antonio Machado, no todos votaron a favor: el PP votó en contra y Ciudadanos se abstuvo. La placa tendrá una inscripción cuyas líneas son las siguientes:
“En este monumento a los que amaron la paz queremos recordar a las 750 víctimas de la represión franquista fusiladas en esta tapia del Cementerio entre los años 1939-1948. Su recuerdo reafirma los ideales por los que murieron: libertad, igualdad y fraternidad”

Este homenaje, particular y específico a las víctimas del franquismo, ha sido colocado aledaño al memorial “A los que amaron la paz”, un conjunto que, si bien fue erigido para honrar y recordar a los represaliados de la dictadura, no contaba con ninguna mención de los mismos. Dicho monumento se encuentra en el cementerio municipal, y consta de dos partes: una estatua que recoge el incipiente vuelo de un conjunto de palomas, y un mural decorado en bajorrelieve. Originalmente este mural contenía una cruz cristiana, que fue finalmente retirada a petición del Foro de la Memoria de Albacete, que argumentó que no todos los asesinados profesaban la fe cristiana, por lo que el monumento quedó desprovisto de cualquier símbolo religioso.

 

Bibliografía

FORO POR LA MEMORIA DE ALBACETE (27.11.2017) “El Foro de la Memoria de Albacete solicita la retirada de una cruz en el monumento a las víctimas del franquismo en el cementerio”, en Laicismo.org, consultado el 12.03.2019.

MANZANARES. S. (28.02.2019) “El Pleno del Ayuntamiento de Albacete aprueba la instalación de una placa en recuerdo de los fusilados durante la dictadura de Franco”, en El Digital de Albacete, consultado el 12.03.2019.

ORTIZ HERAS, M., Violencia, Conflictividad y Justicia en la Provincia de Albacete (1936-1950). Ciudad Real: Universidad de Castilla La Mancha, 1994.

 

Palabras clave

Albacete, represaliados, violencia franquista, fosas, homenajes, guerra civil, dictadura, cementerio municipal de Albacete, Asociación Fosa de Alcaraz, Grupo de Amigos Antonio Machado, Ayuntamiento de Albacete, Foro por la Memoria de Albacete

 

Fotografías

Datos de localización

Carretera Nueva del Cementerio, s/n, 02007 Albacete, España

Register

You don't have permission to register